• Home   /  
  • Archive by category "1"

Lectura Preferente Negociada Critical Thinking

Stuart Hall (Kingston, 3 de febrero de 1932 - Londres, 10 de febrero de 2014[1]​) fue un teórico cultural y sociólogo jamaiquino, afincado en Inglaterra desde 1951 hasta su muerte. Junto a Raymond Williams, Richard Hoggart y E. P. Thompson, es uno de los principales referentes de los Estudios culturales. Hoggart fundó en 1964 el Centre for Contemporary Cultural Studies en la Universidad de Birmingham e invitó a Hall a integrar el equipo de investigación. Hall presidió el centro entre 1968 y 1979. Más tarde fue profesor de la Universidad Abierta del Reino Unido, finalizando sus estudios en 1997 y conservando el título de Profesor Emérito. De tendencia marxista, sus principales referentes son el propio Marx, el italiano Antonio Gramsci y Raymond Williams. Sus estudios giran en torno al concepto gramsciano de hegemonía y su relación con los medios de comunicación y la cultura popular.

Modelo de codificación/decodificación[editar]

Este modelo propuesto por Hall y contenido en su libro Stuart Hall: Critical dialogues in cultural studies (2001, Routledge) presupone la polisemia de los mensajes construidos por los medios de comunicación o, en otras palabras, asume que hay distintas maneras de codificar los mensajes y por tanto de decodificarlos, ofreciendo una variedad de significados a estos y no uno solo. Por lo tanto, los productos mediáticos son concebidos por Hall como un área de lucha cultural donde se enfrentan los creadores de los mensajes y los receptores.

Las diferentes lecturas o significados que las audiencias otorgan a los mensajes pueden ser de tres tipos, yendo desde una lectura dominante a una oposicional, tal y como lo muestra el investigador en su texto de 1993 The television discourse - encoding and decoding (en Gray, A. & McGuian, J. Studing culture. An introductory reader, pág. 28-35):[2]

  • Lectura preferente - el receptor acepta la ideología contenida en el mensaje construido por el emisor.
  • Lectura negociada - el receptor encuentra algunos valores o significados del mensaje adecuados pero les agrega los propios; la audiencia "filtra" o decodifica el mensaje como le conviene. Este es el tipo de lectura más común, según considera Hall.
  • Lectura oposicional - el receptor es consciente del significado dominante del mensaje y lo rechaza; la audiencia está, en otras palabras, en total desacuerdo con lo planteado por el emisor.

Bibliografía en castellano (incompleta)[editar]

  • Hall, S. (1984) "Notas sobre la desconstrucción de lo popular" y "En defensa de la teoría" en SAMUEL, R. (ed.) Historia popular y teoría socialista. Barcelona: Crítica
  • Hall, S. (1987) "La educación en crisis" en Revista de Educación, nº 283, Madrid
  • Hall, S. (1994) "Estudios Culturales: Dos Paradigmas" en Revista Causas y Azares, nº 1, Buenos Aires
  • Hall, S. (1998) "Significado, representación, ideología: Althusser y los debates postestructuralistas" en MORLEY, D. Estudios culturales y comunicación : análisis, producción y consumo cultural de las políticas de identidad y el posmodernismo. Barcelona: Paidós
  • Hall, S. (2000) "El gran espectáculo hacia ninguna parte" en JACQUES, M. (ed.) ¿Tercera vía o neoliberalismo?. Madrid: Icaria
  • Hall, S. & Du Gay, P. (2003) Cuestiones de identidad cultural. Buenos Aires: Amorrortu Editores
  • Hall, S. (2004) "Codificación y decodificación en el discurso televisivo" en CIC: Cuadernos de información y comunicación, Nº 9, Madrid.
  • Hall, S. (2008) "¿Cuándo fue lo postcolonial?" en VV.AA. Estudios Postcoloniales. Ensayos fundamentales, Traficantes de Sueños, Madrid.}
  • Hall, S. & Mellino M.(2011) La cultura y el poder. Conversaciones sobre los cultural studies. Buenos Aires. Amorrortu editores

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]

Surgió en Inglaterra hacia los años 50. Algunos de sus autores más conocidos fueron: Raymond Williams y Stuart Hall. A esta corriente le importaba mucho entender la manera en que los sectores populares recibían los mensajes de los grandes medios de comunicación. Estos tienen intereses propios y se suponen que intentaran manipular la voluntad popular a través de los mensajes. Este acento en la recepción de los mensajes se debe a que los pensadores de esta corriente consideraban a los medios de comunicaciónun factor importante en la vida cotidiana de las sociedades industriales.

Desde los estudios culturales se revaloriza el papel del sujeto receptor. Se piensa en un receptor activo, que pueda hacer una lectura que “de vuelta” la intención comunicativa del emisor empresarial. Y teniendo presente que tanto la construcción de mensajes mediáticos como los contextos en los que se produce la recepción, están modelados por las relaciones sociales — y sus condicionamientos políticos y económicos— en las que se desarrollan, Stuart Hall afirma que hay tres maneras de leer un texto (un programa de radio o de televisión, una película, un artículo periodístico, un libro) codificado por los medios masivos:

Una lectura preferente: se realiza la interpretación esperada por el que la produce. La decodificación se produce en los términos propuestos por el código hegemónico.

Una lectura negociada: la significación que produce el texto surge de un código negociado. Se acepta el marco general sugerido por el código hegemónico, pero hay discrepancia con la formulación particular. Hay acuerdo con las grandes significaciones, con las formas de ver el mundo, pero hay desacuerdo con el caso concreto, la significación preferente.

Una lectura opositora: el receptor comprende perfectamente lo propuesto por el código hegemónico, pero la significación se realiza a partir de un marco interpretativo de referencia diferente. Es decir, los mensajes son decodificados en función de un código alternativo que se posiciona críticamente con relación a los valores del código hegemónico.


No todos los lectores interpretan una información de la misma manera, y esas diferencias permiten que los pueblos se revelen contra lo que los medios quieren construir como la “verdad”. Cada potencial receptor tendrá una facultad psicológica de decodificación específica, una posición social determinada y un conjunto de códigos y competencias culturales específicas que le permitirán entender de diversa manera un mismo mensaje. Estas lecturas distintas de un mensaje a las propuestas por los medios, es fruto de la polisemia presente en todo mensaje. No tienen un sentido único y fijo, por lo que un mismo objeto comunicacional puede ser interpretado de diferentes maneras.

Los Estudios Culturales pensaron la realidad desde la cultura, y fue el inglés Raymond Williams quien propuso pensar a la cultura como un sistema significante a través del cual un orden social se organiza, se comunica, se experimenta, se reproduce y se transforma. De este modo, toda práctica social —por definición también cultural— es portadora y productora de significación social. Por lo tanto, toda práctica sociocultural es también constitutiva del orden social del cual es parte y en el cual se desarrolla; como así también ordena las significaciones globales (los sentidos) dominantes en ese orden social. (Ver "comunicación y cultura" en este blog) http://saberycomunicacion.blogspot.com/2007/10/comunicacion-y-cultura.html


Si pensamos en algunos ejemplos de lo anterior decimos que quien consuma un CD de la Mona Jiménez (cantante de cuarteto -música popular de Córdoba, Aregntina-) tiene características culturales y ocupa un lugar socioeconómico diferente del que consume jazz, el precio del CD es menor, los lugares y situaciones donde se escucha es diferente; aunque ambos son iguales de valiosos, son distintos. La cultura se organiza junto a la sociedad, piense sino en un baile y en un recital de rock, en la cantidad de policía que hay en uno y en otro, y en las clases sociales que asisten a uno y a otro; en como se dan las peleas, en las bebidas que se toman, etc.

One thought on “Lectura Preferente Negociada Critical Thinking

Leave a comment

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *